Un Vía Crucis para poner en manos de Dios el sufrimiento de los niños

Iniciativa de la Obra Pontificia de la Infancia Misionera

| 3610 hits

CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 19 marzo 2004 (ZENIT.org).- Con motivo del tema para la Cuaresma 2004 sugerido por Juan Pablo II, que tiene a los niños por protagonistas, la Obra Pontificia de la Infancia Misionera ha publicado en Internet un Vía Crucis para los pequeños.



El Vía Crucis, que lleva por título, «Pequeños pasos de amor y de sufrimiento», pretende unir el sufrimiento de los niños con el sufrimiento de Jesús a lo largo del camino del Calvario, informa la agencia Fides.

«Al igual que Jesús, miles de niños son condenados a muerte de hambre, de enfermedades o por las guerras», afirma la agencia de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos.

«Sobre la Cruz que Jesús acepta para salvar al mundo se encuentra el peso del abuso de los niños trabajadores», sigue diciendo Fides.

En cada estación, el Vía Crucis ofrece una situación precisa, ofrecida a la contemplación y armonizada en la oración, que lleva a un acto de petición de perdón por no dedicar a los pequeños la atención que se merecen.

El Vía Crucis, ilustrado con imágenes para niños, puede recorrerse en la página web:
http://www.evangelizatio.org/portale/congregazione/ppoomm/fla/viacrucis_spa.html