Un videojuego se inspira en el Castillo Interior de Santa Teresa

Los creadores pretenden presentarlo en el Encuentro Mundial de Familias de México

| 1655 hits

COLIMA, miércoles, 22 octubre 2008 (ZENIT.org).- En la diócesis de Colima, México, los creadores de un videojuego inspirado en "Las Moradas" de santa Teresa de Jesús, la mística universal de Ávila, España, están trabajando a contrarreloj para poder tener listo este entretenimiento juvenil y poder presentarlo en el Encuentro Mundial de Familias que se prepara en México.

La última noticia reseñada en la web es que "ya está terminado el ‘demo' de entrenamiento de Castillo Interior".

"Seguimos avanzando en este maravilloso proyecto --explican los creadores--, ya se terminó un ‘demo' jugable, la sección de entrenamiento con arco, podrás ver imágenes del juego en Galería/Screenshots y muy pronto podrás ver videos ‘in-game' del juego".

En la artística presentación de la página web, con muy buena mano para el diseño y dibujo y un calidad altamente profesional, el niño David, preocupado por los conflictos del mundo actual, se pregunta el porqué de tanta malicia. En busqueda de respuestas, viaja a un mundo misterioso donde un castillo medieval y alrededores serán escenario de la constante lucha espiritual entre el bien y el mal.

El niño jugador ayudará a David a encontrar las respuestas para tomar el camino correcto.

Como videojuego de aventuras, Castillo Interior contiene un mundo completo en 3D, ademas de las batallas ordinarias, los niveles de juego estan llenos de retos y acertijos que debe resolver el participante. Y para ayudarle en las batallas, tendrá que encontrar diferentes tipos de armas y aditamentos espirituales.

El juego --explican su creadores-- se inspiró en la obra maestra que describe el itinerario espiritual de la persona que quiere llegar a la unión mística con Dios, "Las Moradas o Castillo Interior" de santa Teresa de Ávila, doctora de la Iglesia.

Santa Teresa describió este camino como algo no reservado a los contemplativos, sino como una vía que todos podían emprender.

En su tiempo fueron numerosas las personas laicas de su entorno que lo iniciaron y llegaron a la santidad con este itinerario basado en el conocimiento propio, la amistad con Dios por medio de la oración personal no sólo vocal y el humilde servicio a los más próximos.

Este videojuego pretende ser "una de las mejores iniciativas para dar a conocer y promover la importancia de los valores humanos, que con el tiempo, las personas han ido perdiendo u olvidando", dice la página.

Este reencuentro con los valores, se realiza mediante una diversidad de retos, misiones y situaciones, a los cuales, el jugador tendrá que enfrentarse y superar para pasar al siguiente nivel de la aventura y del conocimiento.

Al superar los retos y conflictos en el videojuego, el jugador se dará cuenta de la gran similitud de éstos con los conflictos y situaciones de la vida real, lo que le motivará, al igual que en el videojuego, a superar sus conflictos mediante el uso correcto de los valores de la fe y éticos que aprendió durante el juego. Al mismo tiempo, le ofrece un conocimiento más claro y profundo de Dios.

Castillo Interior, dice la página web, "no busca ser un videojuego más" contemplado como exclusivo negocio, "dejando un ejemplo de extrema violencia en los jugadores".

Por el contrario, busca marcar "el inicio de videojuegos muy divertidos, sin violencia extrema y con contenido trascendente".

El ingeniero David E. Ruiz Avalos, director del Proyecto, se ha dirigido a Zenit para informar sobre el videojuego y sus posibilidades en el ámbito de la educación familiar.

Hay preocupación por si se podrá llegar a tiempo con el videojuego terminado a la fecha marcada, enero de 2009: "Para nosotros es apremiante, conseguir más apoyos económicos para poder terminar el proyecto pronto".

"Es una verdadera oportunidad para motivar a los hermanos a descubrir que la tecnología de los videojuegos puede incursionar positivamente para aumentar el conocimiento de Dios y del prójimo. Ojalá nos contactaran con personas o instituciones que puedan ayudarnos", confiesa.

Para más información: www.castillointerior.com.mx.

Por Nieves San Martín