Una intervención internacional en Siria: el Vaticano frena

Mons. Tomasi pide que los observadores de la ONU confirmen el uso de armas quí­micas. Recuerda resultados contraproducentes en las intervenciones en Irak y Afganistan

Roma, (Zenit.org) Redacción | 2340 hits

Una intervención internacional se perfila más probable después de las fotos horribles que el miércoles han dado la vuelta al mundo, que hacen suponer el uso de armas químicas contra la población civil, matando indistintamente hombres, mujeres y niños.

Ante esa posibilidad, el observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, con sede en Ginebra, Mons. Silvano Tomasi, invitó a la prudencia. Lo hizo hoy en declaraciones a la Radio Vaticano.

"No hay que acelerar un juicio sin tener las pruebas suficientes. La comunidad internacional, gracias a los observadores de las Naciones Unidas que ya están presentes en Siria, deberían hacer luz sobre esta nueva tragedia".

"No se puede -según entiendo- partir de un juicio previo, diciendo que éstos o aquellos son los responsables. Tenemos que aclarar los hechos, también porque desde el punto de vista de los intereses inmediatos, sabemos que al gobierno Damasco no le convienen estos tipos de tragedias de las que será acusado directamente".

E indicó: "¿Como en las investigaciones sobre homicidios hay que preguntarse: quien gana con este tipo de crimen inhumano?" 

Sobre la posibilidad de una intervención armada en caso de que el ataque químico fuera confirmado, Mons. Tomasi fue todavía más rotundo: "La experiencia de intervenciones armadas, similares en Oriente Medio, Irak, Afganistán, han demostrado que no han aportado ningún resultado constructivo. Queda válido el principio: con la guerra se pierde todo".