Una mujer encinta podría ser lapidada en Nigeria por adulterio

La sentencia ha sido pronunciada por un tribunal islámico

| 476 hits

LAGOS, 25 octubre 2001 (ZENIT.org).- El Estado de Sokoto, en el noroeste de Nigeria, reafirmó este jueves su intención de lapidar a una mujer encinta, a la que se le acusa del adulterio, informan las agencias internacionales de noticias.



Safiya Tungar-Tudu, de 30 años, fue condenada el 9 de octubre por la Corte superior de la charia de Gwadabawa, en el Estado de Sokoto, que instauró la ley islámica hace un año.

El responsable de la información del Estado, Attahiru Mai-Akwai Gwadabawa, afirmó este miércoles que la decisión es «irreversible», pues está basada en el código jurídico del Islam.

«Cambiar las reglas a favor de una persona acusada, como lo han propuesto organizaciones de defensa de los derechos humanos, entra en contradicción con los principios de la charia (ley islámica)», declaró a AFP.

La acusada dispone ahora de un mes para recurrir contra esta decisión judicial. Si la sentencia es confirmada, Safiya Tungar-Tudu será enterrada en un agujero hasta el cuello, y su cabeza será lapidada hasta que muera.

No se ha fijado por el momento una fecha para la aplicación de la sentencia, que todavía debe ser aprobada por el gobernador del Estado.

El mes pasado, en el Estado vecino de Kebbi, un hombre fue condenado a una sentencia similar por haber abusado sexualmente de un niño de siete años. La sentencia no ha sido aplicada todavía.

La ley islámica ha sido introducida en doce Estados nigerianos desde hace dos años.