Una tv por satélite difunde el cristianismo en Oriente Medio

SAT-7, con 8 millones de espectadores en 19 países

| 2379 hits

EL CAIRO, martes 15 de junio de 2010 (ZENIT.org).- SAT-7, un canal televisivo cristiano via satélite que cubre Oriente Medio y el Norte de África, aumentará sus transmisiones gracias al apoyo de la asociación caritativa católica internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN).

La oficina británica de la organización ha financiado una segunda letra de 15.000 euros para proporcionar los aparatos necesarios al estudio de SAT-7 en El Cairo (Egipto), permitiendo producir más programas.

El apoyo financiero de AIN ayudará a mejorar la calidad de las transmisiones de la red – que comprenden noticiarios, debates, música y ficción –, para aumentar la comprensión entre los cristianos y a favorecer una colaboración más estrecha con personas de otras confesiones.

Rachel Fadipe, directora ejecutiva de SAT-7 en el Reino Unido, explicó la importancia de aumentar las transmisiones en directo, subrayando que “permiten la verdadera interacción con los espectadores”.

Cristianos de varias confesiones están implicados en el canal televisivo, y l clero de varias Iglesias aparece en los programas en directo respondiendo a las preguntas planteadas por lso telspectadores que telefonean al estudio.

“Desde el principio, hemos dicho que queremos unir a las Iglesias en su diversidad – mostrar que pueden tener unidad”, declaró Kurt Johansen, director ejecutivo de la oficina europea de SAT-7.

“No escondemos las diferencias, sino que discutimos sobre ellas de modo educado y civilizado”.

Explicando por qué la televisión via satélite es el medio más eficaz para llegar a los cristianos de la región, Johansen recordó que “en Oriente Medio, la TV por satélite es el medio por excelencia”; “más de la mitad de los habitantes de Oriente Medio tiene un satélite, y ve cada día más televisión que en cualquier otra parte del mundo”.

Las transmisiones por satélite, además, no están sujetas a las restricciones que se apican a la literatura cristiana en algunos países medio orientales, como Arabia Saudita.

“Muchos cristianos no son muy instruidos, no saben leer, no tienen acceso a un sacerdote – pero pueden sintonizarse durante las 24 horas del día a SAT-7 y aprender y profundizar en la fe cristiana”, indicó Johansen.

Respecto al papel en el diálogo ecuménico e interreligioso, recordó que “hay muchos malentendidos – algunos creen que los cristianos son caníbales a causa de la Comunión –, pero cuando ven lo que sucede tienen una idea distinta. Hay más respeto, más tolerancia – se abaten barreras de forma muy positiva”.

Además del creciente número de programas en directo, las transmisiones de SAT-7 incluyen soap opera relativos a argumentos cristianos y películas basadas en personajes bíblicos, además de concursos sobre las Escrituras y un comentario semanal del líder copto ortodoxo Shenouda III.

SAT-7 transmite cinco canales las 24 horas, que llegan a casi 8 millones de espectadores en 19 países.