UNESCO: “La Biblia, patrimonio mundial de la humanidad”

Exposición itinerante de la Alianza bíblica francesa

| 3468 hits

PARÍS, miércoles 10 de febrero de 2010 (ZENIT.org).- La Alianza bíblica francesa (ABF) ha organizado la exposición “La Biblia, patrimonio mundial de la humanidad”, que puede visitarse gratuitamente del 8 al 12 de febrero en la sede parisina de la UNESCO.

Se trata de una “exposición interactiva y multimedia” que presenta “diversas facetas de la Biblia desde un punto de vista cultural, histórico y literario, sin conceptos previos confesionales”, indica un comunicado de la conferencia de los obispos de Francia.

Después de exponerse en Mónaco, Nimes, Estrasburgo y Vannes, aterrizó este lunes en París, donde está mostrando, acompañada de cuatro mesas redondas, que la influencia de la Biblia va más allá de la civilización judeo-cristiana, y es patrimonio de la humanidad.

Los visitantes encuentran en esta exposición una colección única de Biblias antiguas (como el Nuevo Testamento de Erasmo) y de papiros, tablillas con caracteres cuneiformes y otros objetos arqueológicos.

“Está destinada a un público amplio, conocedor o neófito, creyente o no. Abierta a las culturas y las religiones del mundo, contribuye a valorar la influencia de la Biblia en ámbitos tan variados como la literatura, la historia de los pueblos en diferentes ámbitos culturales o la historia del arte”, explica el episcopado francés.

Por su parte, el responsable de la exposición, Matthieu Arnéra, explica: “Nuestro deseo es estar al servicio de todas las Iglesias”, “queremos que esta muestra itinerante sea ecuménica y también interreligiosa en las ciudades donde hay comunidades judías”.

Esperando que muchos jóvenes y estudiantes visiten la exposición, pregunta: “¿Cómo nuestros hijos en una sociedad tan compleja e incierta encontrarán sus puntos de referencia, una orientación espiritual, de los valores de apertura y de fraternidad”.

Y responde: “Cada generación tiene la responsabilidad de transmitir el mensaje bíblico de manera que cada uno se lo apropie para construir el futuro”.

La exposición está organizada en torno a seis módulos temáticos repartidos en 400 metros cuadrados: Génesis de la Biblia, la Biblia transmitida, Biblia en traducciones, Los mundos de la Biblia, Biblia y culturas, y Un libro de encuentros.

Para montarla, han sido necesarios tres años de trabajo por parte de un equipo interconfesional de investigadores y biblistas, todos voluntarios, que se han dedicado a una obra de total modernización de una exposición precedente.

La iniciativa cuenta con el apoyo y la cooperación de la Comisión nacional francesa para la UNESCO.

La Alianza bíblica francesa es una asociación que trabaja para traducir y dar a conocer la Biblia, en colaboración con las Iglesias católica, protestantes y ortodoxas, y con organismos culturales no confesionales.

Con motivo de la inauguración de la exposición, se publicaron los resultados de un sondeo dirigido por Ipsos por iniciativa de la Alianza bíblica francesa.

Según los encuestados (1.017 personas mayores de 15 años), el 37% de los franceses tiene una biblia y, entre ellos, el 3% la lee casi todos los días.