Unos 250 mil niños y niñas son involucrados hoy en conflictos armados

El Día Internacional contra la Utilización de los Menores Soldados quiere concientizar sobre éste horror

Roma, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 794 hits

Unos 250 mil entre niños y niñas menores de 18 años son los que participan activamente en conflictos armados. Son los datos disponibles en este Día Internacional contra la Utilización de los Menores Soldados. Se sabe que al menos 19 países siguen reclutando menores según alentaron las organizaciones Alboan, Amnistía Internacional, Entreculturas, Fundación El Compromiso y Save the Children. Conflictos como el de República Centroafricana o Sudán del Sur han puesto en primera línea el drama del que hoy hacemos memoria.

Pero estos no son los únicos países donde se pueden encontrar a niños y niñas empuñando armas. Según los datos ofrecidos por las Naciones Unidas, Afganistán, Chad, Colombia, Costa de Marfil, Filipinas, India, Iraq, Líbano, Libia, Mali, Myanmar, Pakistán, República Democrática de Congo, Sudán, Siria, Tailandia y Yemen siguen reclutando menores para los conflictos armados.

En el caso de Colombia, por ejemplo, se sabe que en 2012 "se documentó el reclutamiento y el uso generalizados y sistemáticos de niños por grupos armados no estatales. Si bien el alcance y la magnitud totales no se conocen, el equipo de tareas en el país denunció "unos 300 casos de reclutamiento y utilización en 23 de los 32 departamentos y en Bogotá".

Son los datos que ofrece el informe 2014 'Niños y niñas soldados en el mundo' realizado por varias ONG con los datos de las Naciones Unidas. Además, las FARC-EP y el ELN continuaron reclutando y utilizando niños.

"También hubo niños muertos y mutilados en ataques llevados a cabo por grupos armados no estatales o en fuego cruzado entre grupos armados no estatales o entre grupos armados no estatales y las fuerzas de seguridad de Colombia" si bien no se denuncian todos los casos --asegura el informe-- las niñas siguen siendo víctimas de actos de violencia sexual atribuidos a integrantes de grupos armados no estatales. Las niñas asociadas con dichos grupos son a menudo obligadas a mantener relaciones sexuales con adultos y presuntamente obligadas a abortar si quedan embarazadas.Los grupos armados no estatales seguían atacando y amenazando a los maestros y alumnos que obstaculizaban el reclutamiento de niños.

A nivel mundial es difícil conocer las cifras exactas, pero el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia estima que sólo en República Centroafricana, el número de niños que están siendo utilizados como soldados puede llegar a los 6 mil. Por su parte, Amnistía Internacional advierte que la mayoría de los menores de edad reclutados como soldados en el país son varones. Pero también las niñas son reclutadas o alistadas a la fuerza, y a menudo son violadas o sometidas a esclavitud sexual y otras formas de violencia sexual como "esposas" de mandos militares mayores o de alto rango.

Buscando la buena noticia dentro de esta dramática situación, cabe destacar que durante el 2013 se han producido algunos avances. Según han informado, representantes de Naciones Unidas han logrado entablar un diálogo productivo con 21 partes en conflicto y, como resultado, se han establecido 18 planes de acción con fuerzas y grupos armados.

Por ejemplo, El gobierno de la República Democrática del Congo y las Naciones Unidas firmaron un plan de acción para poner fin al reclutamiento y la utilización de niños. Así cómo el gobierno Federal de Transición de Somalia firmó también "un plan de acción para poner fin al asesinato y la mutilación de niños, el primer plan de este tipo firmado por una de las partes en conflicto". Por otro lado, el Gobierno de Yemen se comprometió a trabajar con las Naciones Unidas "para elaborar medidas concretas y con plazos determinados para acabar con el reclutamiento y la utilización de niños por las fuerzas armadas yemeníes". También en Chad, el Gobierno ha intensificado sus esfuerzos con el objetivo de "lograr el pleno cumplimiento del plan de acción para poner fin al reclutamiento y la utilización de niños por el Ejército Nacional del Chad, firmado en 2011".

Esta dura y poco afrontada realidad, es el argumento que este año podría llevarse el galardón cinematográfico en la gala de los Oscar, por la nominación al mejor cortometraje de ficción. 'Aquel no era yo', escrito y dirigido por Esteban Crespo, cuenta la historia de Paula y Kaney, dos personajes -un niño africano y una mujer española- que podrían no tener nada en común, "pero que llegarán a unir sus vidas irremediablemente a través de un disparo".

'Aquel no era yo' nació por el deseo de "mostrar la dureza de la realidad de los niños y niñas soldado y lo que muy pocas veces vemos, sus secuelas. Y por otro lado, por el deseo de homenajear la labor altruista y llena de ideales de las personas que arriesgan su vida por mejorar la de los demás". El cortometraje ya ha recibido numerosos premios a nivel nacional e internacional.