Uruguay: la legalización de la marihuana llevará a que la familia se hunda

Monseñor Fuentes opina sobre la decisión del Senado de legalizar la producción, venta y consumo de esta sustancia

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 968 hits

El Senado de Uruguay ha aprobado el pasado martes una ley sobre el control y la regulación de la marihuana, con 16 votos a favor y 13 en contra. Así, el país latinoamericano se convierte  en el primer país del mundo en legalizar la producción, venta y consumo de esta sustancia.

El obispo de Minas, monseñor Jaime Fuentes, ha opinado en su blog (www.desdelverdun.org) sobre la ley y plantea los retos que implica para la Iglesia y las familias. Monseñor Fuentes indica que esta ley se une a las también aprobadas como la legalización y promoción del aborto; la equiparación legal de las uniones homosexuales con el matrimonio y la fecundación artificial en todas sus formas, medidas que "levarán a que la familia uruguaya se hunda".

 Ante esta situación propone como slogan "por la familia todo es poco", lo cual quiere decir que "es necesario multiplicar las iniciativas para ayudar a los matrimonios jóvenes antes de que lleguen las dificultades; que hace falta enseñar a los chicos y chicas adolescentes el valor de la fidelidad en todos los órdenes; que hay que decidirse a no tener miedo de decirles que lo blanco es blanco y lo negro, negro; que es necesario que  los papás y las mamás asuman su deber de dar la información sexual a sus hijos, y que no permitan que les pudran el coco enseñándoles cómo hacer el “sexo seguro”; que hace falta… un largo etcétera".

El prelado recuerda que son muchas las parejas jóvenes que "que no quieren saber nada con los 'derechos' de abortar los hijos, de cultivar marihuana". Asimismo "están dispuestos a romperse todo por la familia, por la que ellos quieren formar. Hay que apoyarlos con entusiasmo: se encuentran en la primera fila de una guerra que hay que ganar. O sí, o sí".

La ley consentirá a los mayores de edad (más de 18 años) la cultivación doméstica de cannabis hasta seis plantas, con un máximo de 480 gramos de producción anual. También se podrá cultivar en asociaciones o cooperativas, formadas por 15 a 45 miembros, con un máximo de 99 plantas. La venta se llevará a cabo en las farmacias con licencia: todos los compradores, quienes tendrán que registrarse primero con un registro obligatorio, podrán comprar un máximo de 40 gramos al mes.

El presidente José Mujica ha reconocido que como país "totalmente preparados no estamos" aunque ha afirmado que es la primera de las soluciones para el combate al narcotráfico. Por su parte, el presidente de la Junta Nacional de Drogas, Julio Calzada, ha indicado que la primera partida de marihuana para venta legal estaría disponible en el segundo semestre de 2014. "Queda por delante el complejo proceso de la reglamentación en el que hay que ir lento y a paso fijo", explicó.