Uruguay: Riesgo de una división en centenaria institución obrera católica

Obispos dirigen un mensaje llamando a la identidad fundacional

| 921 hits

MONTEVIDEO, jueves 27 septiembre 2012 (ZENIT.org).- En medio de su recargada agenda, los obispos miembros del Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU) se han dado un tiempo para dirigir un mensaje al antiguo Círculo Católico de Obreros del Uruguay (CCOU), que celebrarán sus elecciones el próximo 10 de octubre.

En el mensaje los prelados dejan entrever su preocupación por la reforma de los estatutos que la actual directiva ha impulsado, con el único fin de desligar al CCOU de la Iglesia. Un hecho que consideran "inadmisible" y apoyan abiertamente la propuesta de otro sector, denominado “Comité por un Círculo Católico de Obreros en Iglesia, con todos y para todos”, dada su clara adhesión al ideario que dio origen al CCOU en 1885, donde estuvieron presentes sacerdotes y católicos "fieles a los valores del Evangelio", según palabras del Episcopado Uruguayo.

El CCOU tiene la figura pública de una mutual, y cuenta con una amplia red que abarca 4 hospitales y cerca de 40 sucursales o policlínicos distribuidos en la capital y en casi todo el país.

Independiente de cuál fuese el resultado de la elecciones, los obispos alientan a los asociados a buscar la unidad en la línea del ideario con que fue fundado el CCOU, y a estrechar los vínculos con la Iglesia, "único modo de cumplir con el sentido de esta institución católica", concluyen.

Los firmantes del mensaje son el obispo de Mercedes y presidente de la CEU, monseñor Carlos Collazzi, así como los obispos Rodolfo Wirz (Maldonado-Punta del Este) y Heriberto Bodeant (Melo), Vicepresidente y Secretario General, respectivamente.