Vaticano: no hay información de escuchas de EE.UU. En todo caso no nos preocupa

Una revista italiana afirmó que la NSA interceptaba las llamadas y el espionaje se habría prolongado hasta la elección de Bergoglio

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Rocío Lancho García | 1022 hits

El padre Federico Lombardi, director de la Sala de Prensa de la Santa Sede ha emitido un comunicado en referencia al artículo publicado en la revista italiana Panorama que afirma que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de EEUU interceptó llamadas desde el Vaticano.

El reportaje del semanario italiano que las escuchas telefónicas en el Vaticano se produjeron desde el 10 de diciembre de 2012 hasta el 8 de enero de 2013. Además añade que se sospecha que el espionaje se prolongó hasta la elección del nuevo pontífice.

El padre Ciro, co-director de la sala de prensa del Vaticano, ha leído a los periodistas un comunicado de parte del padre Lombardi  en relación a este reportaje: "no tenemos información sobre este asunto y, en cualquier caso, no tenemos nada de lo que preocuparnos".

El artículo de 'Panorama' dice que las llamadas interceptadas desde el Vaticano se clasificaron en cuatro categorías, incluyendo "intenciones de liderazgo,  amenazas a los sistemas financieros, objetivos de política exterior y derechos humanos." Del mismo modo, el artículo indica que la NSA podría haber controlado las llamadas relacionadas con la nombramiento de Ernst Von Freyburg como presidente del Instituto del Vaticano para las Obras de Religión (IOR).

Panorama revela que existe la sospecha de que incluso conversaciones del futuro pontífice podían haber sido controladas. El entonces cardenal Bergoglio desde 2005, fue puesto bajo el microscopio de la inteligencia de EE.UU. como puso de manifiesto el informes de Wikileaks.

Varios países europeos han expresado su preocupación tras revelarse que las agencias de inteligencia de Estados Unidos interceptaron millones de llamadas telefónicas, incluidas a varios jefes de Estado. La noticia fue revelada por las filtraciones proporcionadas por el ex agente de la NSA, Edward Snowden que recibión asilo en Rusia.