Vaticano: nombramientos en el Consejo directivo de la AIF

Los nuevos miembros de la Autoridad de Información Financiera proceden de Italia, Suiza, Singapur y Estados Unidos

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 589 hits

El Santo Padre ha nombrado por un quinquenio a los cuatro nuevos miembros del Consejo directivo de la Autoridad de Información Financiera (AIF). Las personas elegidas proceden de distintas partes del mundo. De este modo, formarán parte de este consejo Maria Bianca Farina, administradora delegada de Poste Vita y de Poste Assicura (Italia); Marc Odendall, administrador de Fondazioni y consultor financiero para el sector filantrópico (Suiza); Joseph Yuvaraj Pillay, presidente del Consejo de los consultores del presidente de la República de Singapur (Singapur); Juan C. Zarate, senior advisor en el Centro de Estudios estratégicos e internacionales (CSIS) y profesor de derecho en Harvard (EEUU).

Además, el Papa ha dado las gracias a los miembros que terminan ahora su servicio: Claudio Bianchi, Marcello Condemi, Giuseppe Dalla Torre del Tempio di Sanguinetto, Francesco De Pasquale, Cesare Testa.

Asimismo, el cardenal Secretario de Estado ha nombrado vicedirector ad interim a Tommaso Di Ruzza, hasta ahora ayudante de estudio en la AIF.

El pasado mes de noviembre, el Santo Padre aprobó el nuevo Estatuto de la Autoridad de Información Financiera, adecuando la estructura interna a las funciones que está llamada a realizar. En concreto, "el nuevo Estatuto diferencia las competencias y las responsabilidades del presidente, del Consejo directivo y de la Dirección, para garantizar que la AIF pueda desempeñar más eficazmente sus cometidos, con plena autonomía e independencia, y coherentemente con el marco institucional y jurídico de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano. Además, instituye una oficina para la vigilancia prudencial y la dota de los recursos profesionales necesarios".

Con esta serie de medidas, se ha reforzado el cuadro institucional vaticano para prevenir y contrastar las posibles actividades ilícitas en materia financiera, concediendo al AIF, además de las funciones que ya tenía en base al Motu Proprio de Benedicto XVI del 30 de diciembre de 2010, la función de la vigilancia prudencial de los entes que desarrollan profesionalmente actividades de naturaleza financiera.

El pasado 19 de mayo, Rene Bruelhart, director de la AIF, presentó en rueda de prensa los resultados del informe anual. En esa ocasión indicó que "el 2013 ha visto un reforzarse significativo de los instrumentos legales e institucionales de la Santa Sede y del Estado-Ciudad del Vaticano para luchar eficazmente contra los crímenes en el sector financiero. Lo que significa, precisó, “una mayor institucionalización de la colaboración internacional de la Santa Sede con sus contrapartes en el exterior, y un resultado muy superior de control de las potenciales irregularidades financieras".

Por otro lado, Bruelhart indicó que “la evaluación realizada en diciembre del 2013 por el Moneyval, el comité de expertos del Consejo de Europa contra el reciclado y financiamiento del terrorismo, y nuestras estadísticas, nos permiten afirmar que hoy está en función el debido sistema para prevenir y combatir los crímenes financieros. Un sistema bien alineado con los estándares internacionales”.

Finalmente precisó que las “señalaciones de transacciones sospechosas pasaron de las 6 del 2012 a las 203 del año pasado. De estas, cinco pasaron al Promotor de Justicia para posteriores profundizaciones”, indicó.