Vaticano: reabre al público la necrópolis de la Ví­a Triumphalis

Con sepulturas, mosaicos, afrescos y objetos que se remontan del siglo I al siglo IV

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 645 hits

La necrópolis de la Via Triumphalis se reabre al público a partir del 2014, tras los trabajos de excavación arqueológica que han durado dos años. Los trabajos han hecho posible la unión de dos sectores de la misma que hasta ahora estaban separados.

La necrópolis, que se extiende a lo largo de la parte nordeste de la colina Vaticana, abarca un área de unos mil metros cuadrados, en los que se han encontrado sepulturas, mosaicos, estucos y frescos que se remontan al siglo I antes de Cristo al siglo IV de nuestra era.

Gracias al nuevo recorrido expositivo que comprende pasarelas y una instalación multimedia, los visitantes podrán pasear, acompañados por una guía, entre pequeños mausoleos, sarcófagos, estatuas y bajorrelieves. Según explicó en la presentación del proyecto el director de los Museos Vaticanos, Antonio Paolucci, “el objetivo es crear un laboratorio de excavaciones abierto al público. Un lugar donde la gente puede ver el área y los trabajos a medida que se llevan a cabo”.

La necrópolis, como matizó Giandomenico Spinola, responsable del Departamento de Antigüedades Griegas y Romanas de los Museos Vaticanos, era “multiétnica”, ya que allí fueron sepultadas personas de origen asiático o palestino, como revelan las inscripciones de los sepulcros.

Durante los trabajos se ha investigado el área central de la necrópolis, excavando un antiguo camino para unir los sectores antes divididos y ha salido a la luz una zona destinada a la cremación (ustrino) -que raramente se conserva en complejos de este tipo- caracterizada por dos capas superpuestas de arcilla cocida y depósitos de tierra con fragmentos de carbón, piñones y piñas quemadas, utilizados para encender la pira. El ajuar funerario del difunto se conserva en dos vitrinas recién instaladas, mientras una tercera ilustra la última excavación según el método estratigráfico de los arqueólogos, que muestra un panorama sintético de las secciones excavadas desde 1956, año en que se descubrió la necrópolis hasta la fecha.

La ampliación es fruto de las excavaciones efectuadas por el Departamento de Antigüedades Griegas y Romanas de los Museos Vaticanos y gracias a la financiación del Canada Chapter de los Patrons of the Arts, una comunidad internacional de benefactores que desde hace tres décadas “adopta” y sostiene económicamente proyectos de conservación, restauración y valorización de los tesoros de los Museos Vaticanos.

En una entrevista a Radio Vaticana, Spinola explica que las primeras excavaciones se realizaron en los años 30. "Los sectores que nosotros hemos unidos fueron excavados uno en los años 50 y otro por nosotros entre los años 2003 y 2004". Como consecuencia, añade, el último trabajo hecho es el de unir en un única área de visita las dos excavaciones.

Asimismo explica que esta Necrópolis, al haber sido conservada de forma extraordinaria gracias a los deslizamiento que la han cubierto, "hemos podido hacer algunas reconstrucciones virtuales con 11 pantallas tácticas y a través de dos videos, de tal forma que el visitante podrá ver no solo las excavaciones sino también cómo era antiguamente".

Ver vídeo de la Necrópolis