Veinte millones de peregrinos de tres religiones en la «Lourdes de India»

Acoge la Jornada Mundial del Enfermo

| 820 hits

NUEVA DELHI, 10 febrero 2002 (ZENIT.org).- Este lunes el Santuario de Vailankanni, conocido como «Lourdes del Oriente», se convertirá por 24 horas en el centro del mundo católico, al acoger la Jornada Mundial del Enfermo.



«No hay lugar más apropiado que el Santuario de Vailankanni para celebrar esta celebración», asegura con entusiasmo el padre Arul Irudayam, rector y párroco de la Basílica de Nuestra Señora de la Salud de Vailankanni.

Las celebraciones comenzaron ya el viernes en esta localidad de la India, a 250 kilómetros al sur de Madras (la actual Chennai).

Es el «emblema de la fuerza sanadora de la oración», explica el sacerdote, revelando que el santuario es visitado al año por unos veinte millones de peregrinos de toda la India y del sudeste asiático. Lo sorprendente es que menos la mitad no son cristianos, sino sobre todo hindúes y musulmanes.

Esta realidad la constata Juan Pablo II en el Mensaje que ha escrito con motivo de la Jornada, explicando que «En la India, tierra de religiosidad tan profunda y antigua, ese santuario dedicado a la Madre de Dios es realmente un punto de encuentro para miembros de diversas religiones y un ejemplo excepcional de armonía y diálogo interreligioso».

No hay un documento histórico que atestigüe cuando surgió la primera iglesia, explica el padre Irudayam. Pero la tradición oral es rica en relatos a partir de una cabaña de paja, construida en el lugar de la aparición a un hombre que vio a María con el Niño Jesús en brazos.

Era el siglo XVI. Desde cuando la Virgen curó a un niño cojo al que se apareció, la iglesia empezó llamarse Arokia Matha, Madre de la Salud. Desde entonces, se han producido numerosos favores y curaciones. En el respeto a la tradición india, la imagen está vestida con un sari.

Toda la Iglesia india, que cuenta con 16 millones fieles en una población de mil millones de habitantes, ha quedado implicada en la preparación.

En las Jornadas están participando 1.500 delegados. Entre ellos, se encuentra el cardenal Ivan Dias, arzobispo de Bombay, y sor Nirmala, superiora general de las misioneras de la caridad de Madre Teresa.

El delegado de Juan Pablo II es el arzobispo Javier Lozano Barragán, presidente del Pontificio
Consejo para la Pastoral de la Salud.

A la Jornada asiste también el ministro de Sanidad de la Federación india y numerosos exponentes de Tamil Nadu, el estado indio en el que se encuentra el santuario.

Pero la mayor pare de los representantes proviene de todo el país en representación de la Asociación Católica de la Salud de India que cuenta con cuatro mil hospitales, estructuras sanitarias y organizaciones como la Liga de las Enfermeras Católicas o el Fórum de las religiosas
médicas.

La jornada «será un punto de referencia para la Iglesia india --comenta el obispo Thumma Bala, presidente de la Comisión para la Pastoral Sanitaria de la Conferencia Episcopal india--. La Iglesia india está orgullosa de albergar por primera vez este evento».