Veintiséis años de la Cruz de los jóvenes y un vídeo

Los jóvenes descubren su fuerza “provocadora”

| 3322 hits

CIUDAD DEL VATICANO, viernes 23 de abril de 2010 (ZENIT.org).- Desde que hace 26 años Juan Pablo II entregara a los jóvenes una Cruz para que la llevaran por las calles del mundo, su fuerza "provocadora" ha sido redescubierta, constató este jueves el obispo Josef Clemens, secretario del Consejo Pontificio para los Laicos.

El prelado alemán celebró en la tarde de este jueves con una eucaristía este aniversario en el Centro Internacional Juvenil San Lorenzo, que creó el Papa Karol Wojtyla en 1983, junto a la plaza de San Pedro, y que, entre otras cosas, acoge esta Cruz, cuando no peregrina por el mundo. Ese mismo Papa entregó a los chicos y chicas del mundo la Cruz durante la primera Jornada Mundial de la Juventud de la historia, 1984.

"Las recientes controversias sobre la presencia del crucifijo en los edificios públicos, en las escuelas y en los hospitales, nos han permitido comprender la capacidad 'provocadora' de la Cruz de Cristo", afirmó monseñor Clemens en la homilía.

La fuerza de provocación para las nuevas generaciones es la protagonista del vídeo "El poder de la Cruz", realizado por los jóvenes del Centro San Lorenzo, en colaboración con la agencia H2onews (www.h2onews.org), y la Escuela de Evangelización dela Comunidad Emmauel de Roma, presentado al final de la misa.

La Cruz, explicó monseñor Clemens, "es cada vez más un 'signo de contradicción' un 'interrogante' que exige respuestas por parte de los 'diáconos de la palabra' y, en nuestros días, exige aún más respuestas de 'diáconos de vida cristiana'".

El director del Centro San Lorenzo, que es también el responsable de la Sección para los Jóvenes del Consejo Pontificio para los Laicos, el padre Eric Jacquinet, explicó que "es importante presentar el mensaje de la Cruz a los jóvenes que vienen aquí para que vean la actualidad. Los jóvenes conocen el sufrimiento, los fracasos, la duda, el luto: tienen necesidad de encontrar el consuelo, la fuerza, la esperanza".

El documental alienta a los jóvenes a descubrir este gran don a la humanidad. A través de los testimonios de 17 protagonistas, el vídeo narra no sólo la historia de la cruz de las JMJ, sino sobre todo la potencia que se manifiesta en ésta, y el amor por la humanidad que ha llevado a Cristo a aceptar la muerte. La pérdida de un amigo, la falta del padre en una familia, la pérdida de un niño no nacido: son historias verdaderas que los jóvenes testigos han afrontado en su vida. Sólo en Cristo y en su Cruz han podido encontrar el verdadero perdón, la reconciliación, la paz y la alegría.

"Cuando los jóvenes vienen a venerar la cruz con gran fe, sus corazones quedan tocados --concluye el padre Eric, quien es también el encargado por parte del Consejo Pontificio para los Laicos de la preparación de la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid 2011--. Para algunos, la veneración de la cruz representa el momento más importante de la peregrinación a Roma".

El documental, disponible en italiano, inglés, francés, español, alemán y polaco, está concebido para convertirse en un instrumento de evangelización, comunicando al los jóvenes que participan en el Centro el misterio de la Cruz. El vídeo será utilizado para la acogida de grupos y personas en San Lorenzo, y acompañará a la Cruz de las Jornadas Mundiales de la Juventud en sus viajes en las diócesis de todo el mundo.