Venezuela: El cardenal Urosa rechazó amenazas y persecuciones contra empleados públicos

El arzobispo de Caracas llamó al diálogo haciéndose eco del mensaje al país caribeño del papa Francisco

Caracas, (Zenit.org) Redacción | 828 hits

El cardenal arzobispo de Caracas Jorge Urosa Savino subrayó la "responsabilidad" que tiene el pueblo venezolano y los líderes políticos en lograr "el mutuo reconocimiento", e ir a un "diálogo abierto donde se busquen soluciones justas y pacíficas para la situación actual".

Según informaba este domingo el diario El Universal, ante el llamamiento al diálogo y a la no violencia en Venezuela que hizo el papa Francisco, en el Ángelus en Roma (ver: http://www.zenit.org/article-45455?l=spanish), el cardenal arzobispo de Caracas Jorge Urosa Savino manifestó sentirse complacido y subrayó la "responsabilidad" que tiene el pueblo venezolano y los líderes políticos para lograr "el mutuo reconocimiento, y así ir a un diálogo abierto donde se busquen soluciones justas y pacíficas para la situación actual".

"El llamado es a que todos los venezolanos tengamos conciencia de que somos parte de un mismo pueblo, de una misma nación y hay que respetar la opinión del que piensa distinto y dejar a un lado la pasión política que muchas veces es muy fuerte y puede llevar a acciones negativas", subrayó el cardenal en una entrevista a Globovisión.

Recordó que el pasado 17 de abril, la Conferencia Episcopal publicó un comunicado, en el que aboga por la solución sin violencia de la crisis política. "La institución se ofreció como mediadora para propiciar el diálogo porque siempre buscamos la paz del país y que todos los venezolanos nos entendamos y vivamos como hermanos".

El purpurado rechazó la violencia de los últimos días que dejó fallecidos, heridos y detenidos y pidió abandonarla "porque nosotros no podemos vivir con esa violencia dentro del corazón".

Condenó las amenazas y persecuciones contra los trabajadores públicos, refiriéndose a un cartel en el Hospital Universitario, dirigido a quienes piensan distinto al gobierno, donde se promete "hacer desaparecer a quien intente sabotear o sea encontrado saboteando el hospital".

"Se debe reconocer a las personas que tienen un pensamiento distinto y que tienen los mismos derechos civiles y sociales para que todos nos sintamos conciudadanos", destacó. 

Auspició el diálogo pero con la premisa del mutuo reconocimiento. "Hay dos sectores que están polarizados y es necesario que los líderes de esos grandes grupos, no dejando sus convicciones, busquen la unión y el encuentro".

"Al igual que el papa Francisco elevo mis oraciones por Venezuela, por todos los venezolanos para que el Señor nos ayude a buscar por los caminos del diálogo y el respeto esa paz tan importante e ir adelante y ser un país mejor", concluyó el cardenal.