Venezuela y China en el corazón de Francisco

Cercanía del papa con ambos países

Ciudad del Vaticano, (Zenit.org) Redacción | 1432 hits

Con motivo de los violentos enfrentamientos poselectorales que aún se viven en Venezuela, el santo padre hizo un llamado a la reconciliación y a la paz. Comprometió también a los creyentes a orar y trabajar por el momento actual.

Estas fueron las palabras textuales del papa al finalizar hoy el Regina Cæli:

"Sigo de cerca los acontecimientos que vienen ocurriendo en Venezuela. Los acompaño con profunda preocupación, con una oración intensa y con la esperanza de que se busquen y se encuentren los caminos justos y pacíficos para superar el momento de grave dificultad que el país está atravesando.

Hago un llamado al querido pueblo venezolano, especialmente a los responsables políticos e institucionales, a rechazar firmemente cualquier tipo de violencia, y a establecer un diálogo basado en la verdad, en el reconocimiento mutuo, en la búsqueda del bien común y en el amor por la Nación. Pido a los creyentes que recen y que trabajen por la reconciliación y la paz.

Unámonos en una oración llena de esperanza por Venezuela, poniéndola en manos de Nuestra Señora de Coromoto".

Dolor por China 

Asimismo, y ante el terremoto de 7 grados que ha devastado esta mañana la provincia china de Sichuan, con epicentro en Yan'an, localidad al pie del Tibet, el santo padre reservó unas palabras muy sentidas al terminar la oración mariana:

"Elevo un pensamiento también por aquellos que fueron afectados por el terremoto de la zona suroeste de la China Continental. Oremos por las víctimas y por los que sufren a causa del violento sismo".

Según las últimas informaciones, el terremoto ha ocasionado 160 fallecidos, cerca de 6.000 heridos y decenas de miles de casas destruidas.