Verdad y libertad, caminos para la paz entre cristianos y budistas

Mensaje del Consejo Pontificio para la fiesta budista de Vesakh

| 2583 hits

ROMA, jueves 31 de marzo de 2011 (ZENIT.org).- Amistad y respeto, verdad y libertad, estos son los puntos de apoyo que permiten a cristianos y budistas dialogar y vivir en paz. Así lo afirma el mensaje enviado por el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, ante la próxima fiesta de Vesakh, la más importante para los budistas, que conmemoran los princiales acontecimientos de la vida de Buda.

La fiesta del Vesakh no tiene una fecha fija. Este año se celebrará, según las diferentes tradiciones, el 8 de abril en Japón, y el 10 de mayo en Corea, China, Taiwán, Vietnam, Singapur para los budistas “mahayana”. El 17 de mayo se celebrará, en cambio, para los budistas de la escuela "theravada", en países como Tailandia, Sri Lanka, Camboya, Birmania y Laos.

En el mensaje, titulado “Buscando la verdad en libertad: cristianos y budistas viven en paz”, se afirma que “en nuestro mundo, marcado por formas de secularismo y fundamentalismo frecuentemente adversas a la libertad y a los verdaderos valores espirituales, el diálogo interreligioso puede ser una opción alternativa por la que encontramos la "vía maestra" para vivir en paz y trabajar juntos por el bien de todos ”.

El diálogo, se afirma, “un estímulo significativo para respetar los derechos humanos fundamentales de la libertad de consciencia y libertad de culto”.

“En dondequiera que la libertad religiosa es reconocida efectivamente, la dignidad de la persona humana es respetada radicalmente; mediante la búsqueda sincera de lo que es verdadero y bueno, la consciencia moral y las instituciones civiles son reforzadas; y la justicia y la paz firmemente establecidas”.

Por otro lado, “el compromiso para buscar la verdad es una condición necesaria para obtener una paz auténtica. Todas las personas tienen el deber natural de buscar la verdad, de abrazarla y vivir libremente sus vidas de acuerdo con ella”.

“Este anhelo humano por la verdad ofrece una oportunidad valiosa para que los seguidores de las diferentes religiones se encuentren en profundidad y crezcan en el aprecio de sus dones”, concluye el mensaje.