Viajes de desesperación hacia Europa: más de 1.800 víctimas en 2011

Vigilias de oración en distintas ciudades

| 1575 hits

ROMA, jueves 16 de junio de 2011 (ZENIT.org).- Desde el año 1990, al menos 17.597 personas han fallecido viajando en dirección a las fronteras de Europa, denuncia la agencia vaticana Fides. En su memoria, el Consejo Pontificio para los Migrantes y los Itinerantes y la Comunidad de San Egidio han organizado una vigilia de oración este jueves en Roma.

El cambio de escenario geopolítico que afecta a los países de África del Norte y en concreto el conflicto en Libia han empujado a muchas personas a emprender una peligrosa travesía en dirección a Europa.

En este contexto, durante los cinco primeros meses de 2011 se han registrado más de 1.820 muertes en toda la cuenca mediterránea de las que 1.633 viajaban hacia Italia.

El balance es probablemente más trágico si se piensa en las personas que se encontraban a bordo de embarcaciones de las que no se ha vuelto a tener noticias y que nunca lograron llegar a las costas de algún país europeo.

Las principales rutas que siguen los inmigrantes por vía marítima desde principios de 2011 son dos: una que procede de Túnez y la otra de Libia.

La ruta tunecina ha visto fallecer a 187 personas ahogadas, mientras que la ruta libia ha registrado, en este periodo de referencia, la muerte en el mar de 1.633 inmigrantes subsaharianos (según datos de Fortress Europe).

Las personas que proceden de Libia se encuentran en condiciones de vulnerabilidad extrema: amenazados por las partes en conflicto, se ven obligados a emprender la travesía hacinados en embarcaciones en mal estado para encontrar refugio en Europa.

Frente a estos hechos no se puede guardar silencio. Se trata de hombres, de mujeres y de niños que huyen de situaciones de conflicto, de graves violaciones de los derechos humanos y de persecuciones. En busca de refugio, encuentran en cambio la muerte.

Con motivo de la Jornada mundial del Refugiado 2011, que se celebra el 20 de junio, la Comunidad de San Egidio, la Asociación Centre Astalli, la Federación de Iglesias evangélicas en Italia, la Fundación Migrantes de la Conferencia Episcopal Italiana, Caritas italia y las ACLI organizan en Roma este año una vigilia de oración en memoria de las víctimas de los viajes en dirección a Europa.

En ella participarán comunidades y asociaciones de inmigrantes, refugiados y organizaciones de voluntarios, representantes ecuménicos y familiares de víctimas.

La vigilia lleva por título Morir de esperanza y estará presidida por el presidente del Consejo Pontificio para la Pastoral de los Migrantes y los Itinerantes, monseñor Antonio Maria Vegliò. Tendrá lugar en la Basílica de Santa María en Trastevere en Roma a las seis de la tarde de este jueves.

La Comunidad de San Egidio organiza vigilias similares también en otras ciudades europeas: el 17 de junio se celebrará una en Bélgica, presidida por el obispo auxiliar de Bruselas, monseñor Leon Lemmens.

El 22 de junio, la iglesia de San Roberto Belarmino de Madrid acogerá otra vigilia a las 20,30h, presidida por el obispo de Albacete y presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones, monseñor Ciriaco Benavente.

El 29 de junio, la basílica de los santos Justo y Pastor de Barcelona acogerá la oración ecuménica Morir de esperanza a las 19,30h, presidida por el obispo de Urgel, monseñor Joan-Enric Vives.

Los días 11 y 12 de mayo, también en las ciudades italianas de Palermo y Catania se celebraron oraciones y procesiones por aquellos que han fallecido en los “viajes de la esperanza” hacia Europa.