Vietnam: Demolición del antiguo monasterio del Carmelo de Hanoi

Queja del arzobispo Pedro Nguyen Van Nhon

| 2673 hits

HANOI, martes 31 de mayo de 2011 (ZENIT.org).– El Servicio de Salud de la ciudad de Hanoi y el hospital San Pablo han iniciado los trabajos de demolición del monasterio del Carmelo.

El arzobispo de Hanoi, monseñor Pedro Nguyen Van Nhon, y las religiosas de San Pablo han dirigido una queja por ello a las autoridades este mes de mayo, informa Eglises d'Asie, la agencia de Misiones extranjeras de París.

Numerosas webs vietnamitas, la mayoría de ellas católicas, han publicado imágenes de un edificio coronado por una cruz donde cuelga un cartel de “aviso de obras”.

El edificio se está demoliendo para permitir la construcción, en ese espacio, de un pabellón anexo al hospital San Pablo.

Según un comunicado del arzobispado de Hanoi con fecha del 25 de mayo, dirigido a los sacerdotes y a los fieles de la archidiócesis, el edificio que se está destruyendo estaba al parecer abandonado pero es el que ocupó en su día la comunidad del Carmelo de Hanoi.

Para tratar este tema, la oficina de Asuntos Religiosos de Hanoi organizó una reunión el pasado 26 de mayo, en la que representantes de las autoridades locales, de la archidiócesis, de la catedral y de las religiosas de San Pablo de Chartres expusieron sus opiniones “en un clima de franqueza, armonía y respeto mutuo”.

La Federación de estudiantes católicos de Vietnam se ha unido a la protesta del arzobispado de Hanoi por la destrucción de los edificios del Carmelo de Hanoi.

Esta agrupación estudiantil afirma tener informaciones según las cuales el Gobierno se dispone a expoliar a la congregación de religiosas de San Pablo de Chartes algunos de sus antiguos establecimientos caritativos de Hanoi.

La Federación criticó esta medida, que considera contraria a los intereses económicos y al desarrollo armónico de Vietnam.

La presencia de un Carmelo en Hanoi se remonta a 1895, cuando, a petición del vicario apostólico de Tonkin-Occidental monseñor Gendreau, un grupo de religiosas del Carmelo de Saigon, establecido 34 años atrás, fue a fundar el Carmelo a la capital.

Inicialmente se instalaron en un edificio situado en el complejo catedralicio, y en la década de los años 1920 cambiaron de residencia. En 1954, con la llegada de los comunistas, las monjas salieron de la ciudad.

Por su parte, las religiosas de San Pablo de Chartres llegaron a Hanoi en 1883. Desempeñan destacadas actividades en los ámbitos hospitalario, caritativo y educativo, y han fundado numerosos establecimientos en la ciudad.

Los dos más conocidos son la escuela Santa María, abierta en 1895, y la clínica San Pablo, que no ha dejado de ampliarse desde su creación en 1920.

En 1954, con el cambio de régimen, el Estado confiscó la mayoría de estos establecimientos. El hospital San Pablo continuó funcionando bajo la tutela pública, conservando su nombre y algunos signos religiosos inscritos en piedra (como por ejemplo, cruces).

Actualmente, la comunidad de religiosas de San Pablo en Hanoi está creciendo de nuevo y el convento donde habitan se les ha quedado pequeño.

Por eso las hermanas han pedido autorización para ampliar su casa, pero las autoridades se la han denegado porque ellas no quieren renunciar a sus derechos de propiedad sobre los bienes confiscados por el Estado.