Vietnam : Liberado el P. Thaddée Nguyên Van Ly

Volvió al arzobispado de Hue este lunes

| 1780 hits

HUE, martes 16 de marzo de 2010 (ZENIT.org).- El padre Thaddée Nguyên Van Ly fue liberado de la cárcel este lunes al mediodía y volvió al arzobispado de Hue, informó la agencia de las Misiones extranjeras de París, Eglises d'Asie (EDA).

La comunidad católica en Vietnam había alertado recientemente de la degradación del estado de salud del sacerdote (cf. ZENIT 9 de febrero de 2010).

Según informó la web de Radio Free Asia, el sacerdote preso por razones de conciencia fue conducido sobre las dos de la tarde, hora local, a Hue, diócesis en la que está incardinado.

Todavía permaneció retenido en la sede de la Seguridad local durante tres horas, antes de ser conducido al arzobispado de Hue, donde llegó sobre las cinco de la tarde.

Allí, el sacerdote se encontró con sus parientes cercanos. Ellos se disponían a visitarlo en el centro penitenciario de Ba Sao, al norte de Vietnam.

Al pasar por el arzobispado de Hue, fueron advertidos de la próxima llegada del padre Ly y de esta manera pudieron acogerlo allí.

El sacerdote sufrió una embolia cerebral hace unos meses, que motivó su traslado al hospital de Hanoi. Sus últimos visitantes habían transmitido noticias alarmantes sobre su estado de salud.

El padre Ly ha sido liberado tras cumplir tres años de cárcel en el centro penitenciario de Ba Sao, en la provincia de Ha Nam.

Un tribunal popular de Hue le impuso una pena de ocho años de cárcel el 30 de marzo de 2007, tras un proceso en el que no le permitieron expresarse.

Una foto en la que aparece un policía tapándole la boca con la mano dio la vuelta al mundo.

Pero al sacerdote todavía le quedan varios años de arresto domiciliario.

En un comunicado difundido en la web de la archidiócesis de Hue, el arzobispo y el obispo auxiliar, así como los sacerdotes de Hue, celebran la liberación del padre Ly.

Ellos han sido informados por los cuerpos de Seguridad de que la pena de cárcel del sacerdote se ha reducido por “razones humanitarias” y de que el padre Ly será acogido en la casa de retiro de la diócesis.