Vietnam: Los obispos reunidos en el santuario mariano de Bai Dau

Primera reunión anual para compartir las grandes noticias eclesiales y organizar las diócesis

Roma, (Zenit.org) Redacción | 687 hits

Vietnam: Los obispos reunidos en el santuario mariano de Bai Dau en su primera reunión anual 

A principios de abril, la agitación causada por el juicio de la familía Doan Van Vuon ha eclipsado un tanto la primera reunión anual de la Conferencia Episcopal de Vietnam para el año 2013. Este año se llevó a cabo en el Santuario mariano de Bai Dau Vung Tau (Cap St Jacques) en la diócesis de Ba Ria, del 1 al 5 de abril del 2013.

El último día todos los obispos se trasladaron a Xuan Loc, donde tuvo lugar la ordenación del nuevo obispo auxiliar monseñor Dao Dinh Duc, el último obispo nombrado por el papa Benedicto XVI antes de su renuncia pontificia.

Como de costumbre, los responsables comenzaron por repasar los efectivos encuentros para esta primera reunión. Estaban presentes los obispos de todas las diócesis de Vietnam, a excepción del obispo de Da Nang, ausente por razones de salud. El representante de la Santa Sede en Vietnam, monseñor Leopoldo Girelli, participó también en esta asamblea ante de la que comentó la evolución y los acontecimientos más recientes que han marcado a la Iglesia universal, en particular el acontecimiento del nuevo papa Francisco. El cardenal arzobispo de Saigón Juan Bautista Pham Minh Man, recién llegado de Roma, también compartió con los prelados las impresiones y los sentimientos durante el cónclave y la elección del nuevo pontífice.

Muchos temas fueron abordados en esta asamblea, cuestiones pastorales habituales en la restructuración de algunas diócesis de Vietnam, pasando por las relaciones entre la Iglesia y el Estado, en particular sobre el tema de la carta abierta del episcopado sobre la reforma de la Constitución.

Estos temas se mencionan en la entrevista, más abajo, del secretario general de la Conferencia Episcopal Cosme Hoang Van Dat, el 4 de abril, que fue traducida al francés por Eglises d'Asie.

¿Cuál ha sido el ambiente de esta primera asamblea anual?

--Mons. Cosme Hoang Van Dat: !Que el Señor resucitado nos conceda su paz!. Para caracterizar el clima de las asambleas de nuestra Conferencia Episcopal y en particular esta, hablaré de la "gravedad espiritual". Cada día, los obispos concelebran la eucaristía, participan juntos en la salvación del Santo Sacramento, oran juntos mañana y noche en un espíritu de comunión y de espiritualidad.

Cada día hay cuatro sesiones de debates. Estas se llevan con mucha seriedad, incluso si el ambiente es distendido. Todo sucede en la fraternidad, sin conflicto ni tensión. Además las comidas y los momentos de descanso son la ocasión de encuentros simpáticos y fraternos. Por la noche está previsto un momento para bañarse en el mar, lo cuál es muy distendido. En este clima, los obispos recuerdan a los apóstoles reunidos por Cristo después de su resurrección, viviendo juntos en torno a Cristo en la fraternidad. Esta es mi impresión general en relación a esta asamblea anual.

¿Cuales son los temas más importantes debatidos durante esta asmblea?

--Mons. Cosme Hoang Van Dat: En realidad, el programa previsto solo incluye ocho temas. Después de la sesión de apertura, su número ha pasado a ser más de veinte. Personalmente no puedo decir cuáles son más importantes. Tengo la impresión de que nosotros somos como las amas de casa en una família: se preocupan de todos los pequeños detalles de la vida cotidiana familiar, que no tienen nombre pero ¡son muy importantes para la vida de la família!.

Además, hemos hablado de lo que pasa en Roma, la elección del nuevo papa, del Sínodo de los Obispos sobre la nueva evangelización. Hemos escuchado a monseñor Girelli, representante no residente del Vaticano en Vietnam: Hemos discutido de los asuntos comunes de la Iglesia de Vietnam. Algunos son considerados como importantes por una parte de nosotros, otros menos por otra parte de los obispos. Digamos que se trata de tareas ordinarias y cotidianas de la familía como por ejemplo, las actividades caritativas de la Iglesia, la construcción de un despacho para el Secretariado general y las comisiones de la Conferencia episcopal, los sacerdotes y religiosos etudiantes en el extrangero, la diáspora vietnamita, etc.

¿La Conferencia E piscopal tiene proyectos para un futuro próximo?

--Mons. Cosme Hoang Van Dat: De hecho son proyectos bastante banales como por ejemplo, la puesta en práctica de la nueva evangelización en la Iglesia de Vietnam, la construcción de edificios y la organización del Instituto de Teología (...). También hemos podido hablar de la actitud del Estado después de la carta de la Conferencia Episcopal que contiene propuestas y comentarios en relación a la reforma de la Constitución. Esperamos que nuestro diálogo con el Estado, lo mismo que con las autoridades a todos los niveles, se desarrolle en profundidad y sea más eficaz.

¿Hay algunos puntos sobre los cuales quisiera darnos más información? ¿Hay otros problemas?

--Mons. Cosme Hoang Van Dat: No hay problemas. Pero estos últimos días, en la eucaristía, he escuchado las lecturas de la palabra de Dios. La lectura del Evangelio del martes pasado (2 de abril) dice que el Señor se apareció a María Magdalena; la presencia de Cristo transforma la tristeza de ésta en alegría. En el Evangelio del miércoles (3 de abril), los discípulos de Emaús son acompañados por el Señor, que transforma su inquietud en alegría. La lectura de hoy jueves de la primera semana de Pascua, nos muestra a Cristo que se aparece a sus discípulos. Estos tienen miedo, pero Cristo les reafirma, les da explicaciones y les confía la misión de ser sus testigos. Pienso que la Conferencia Episcopal, lo mismo que la Iglesia del Vietnam y, en general la Iglesia universal, están en camino de vivir verdaderamente el misterio de la Resurrección: Cristo está con nosotros, nos acompaña y nos transforma en testigos.

¿Podría darnos alguna información sobre la preparación de la división de la diócesis de Hung Hoa y la formación de la nueva diócesis de Ha Tuyên?

--Mons. Cosme Hoang Van Dat: En realidad, no se trata de una preparación sino de una propuesta de división. Las dos provincias de Ha Giang y de Tuyé Quang están algo alejadas y están situadas en las regiones montañosas más altas del país. La acción misionera se realizaría bajo mejores condiciones con un obispo que se ocupara directamente. La Conferencia Episcopal ha decidido proponer a la Santa Sede crear una nueva diócesis. Incluso hoy, el obispo de Kontum va a exponer a la Asamblea un proyecto de división de su diócesis. Además, la Conferencia Episcopal ha terminado su trabajo en lo referente al proyecto de división de la diócesis de Vinh. Esperamos desde ahora la decisión de la Santa Sede. Todos estos cambios están motivados por las necesidades de la pastoral del pueblo de Dios.

Traducido del original francés por Raquel Anillo