Vietnam: Noticias alarmantes sobre un sacerdote preso político

Empeora el estado de salud del padre Thaddée Nguyên Van Ly

| 2504 hits

HANOI, martes 9 de febrero de 2010 (ZENIT.org).- La familia del padre Thaddée Nguyên Van Ly ha difundido noticias alarmantes sobre la salud del sacerdote preso político, informó este lunes “Eglises d'Asie”, la agencia de las Misiones extranjeras de París (MEP).

Ellos visitaron el pasado 1 de febrero al célebre sacerdote encarcelado en un centro de internamiento de Ba Sao, en el norte de Vietnam.

Según la familia, nunca hasta el momento, en los quince años que el sacerdote católico ha pasado en la cárcel en diversas épocas, su estado de salud y su moral habían estado tan bajas.

Los tres miembros de su familia que le vieron en la cárcel constataron que su estado de salud se había degradado desde su última estancia en el hospital de Hanoi.

El padre Ly mueve con dificultad la pierna derecha y su brazo derecho está paralizado.

Durante la visita, mostró una fragilidad psicológica inusual y, a diferencia de lo que solía hacer, puso de manifiesto emociones particularmente intensas.

Unos días antes, el sacerdote había llevado a cabo una huelga de hambre de dos días en comunión con la parroquia de Dông Chiêm.

Los familiares informaron de que, desde su regreso del hospital de Hanoi, rechaza toda la atención de los médicos del centro de internamiento y sólo toma las medicinas que le proporciona su familia.

También ha pedido a las autoridades de la cárcel que en caso de un nuevo ataque o de otras enfermedades, no sea enviado al hospital.

De momento, el padre Ly siempre está en aislamiento en una celda. Sin embargo, la administración de la cárcel ha colocado cerca de él, en las celdas vecinas, otros tres prisioneros para que hablen de vez en cuando con él y le ayuden, tanto en su aseo como para la absorción de los alimentos.

El sacerdote permanece sin embargo informado de la situación general de su país y de la Iglesia.

Y concretamente pidió a sus visitantes que rezaran e hicieran oración por la parroquia de Dong Chiêm, especialmente probada últimamente.

El pasado 14 de noviembre, el padre Thaddée Nguyên Van Ly fue afectado por una embolia cerebral que le paralizó el lado derecho de su cuerpo.

Del cuarto nº 11 de la cárcel Ba Sao, fue llevado de urgencia al hospital del Ministerio de Seguridad en Hanoi.

Según las informaciones proporcionadas por su familia, aunque los progresos eran todavía poco visibles, sus allegados mantuvieron un cierto optimismo.

Sin embargo, su estado de salud era todavía peor cuando fue devuelto, el 11 de diciembre de 2009, al “Hospital del 19 de agosto”, donde fue atendido, al centro de internamiento de Ba Sao.

El sacerdote está cumpliendo, desde marzo de 2007, fecha de su juicio, una pena de ocho años de cárcel.

Durante las últimas fiestas nacionales, las autoridades gubernamentales declararon públicamente que él no formaba parte de la lista de personas indultadas porque su reeducación todavía no se ha completado.