''Vino nuevo'', otro disco de sor Clara Mariela, clarisa

Será presentado el domingo de Resurrección en Vélez Málaga

Málaga, (Zenit.org) Redacción | 1067 hits

Las Hermanas Clarisas del Monasterio de Nuestra Señora de Gracia, en Vélez Málaga, España, invitan a participar en el concierto de Sor Clara Mariela, hermana clarisa, que presentará su nuevo disco, titulado "Vino Nuevo", el próximo domingo 28 de abril, a las 17.30 horas.

Sor Clara Mariela es natural de Panamá y llegó al monasterio de Vélez-Málaga el 31 de octubre de 1987, después de la muerte de su madre. Ha compuesto ya tres discos que pretenden ser «una manera de evangelizar, de expresar la fe en Dios, de dar gracias al Padre de las Misericordias por los dones recibidos, por poder compartirlos», afirman las hermanas Clarisas.

El primer disco, titulado "Canciones de un monasterio", salió a la luz en 1998, y los beneficios se destinaron a AFAX-Proyecto Hombre, en Vélez-Málaga.

El segundo disco, titulado "Cantaré al Señor", es de 2003 y sus beneficios se destinaron al V Centenario de la presencia de "Las Claras" en Vélez-Málaga.

El nuevo disco, "Vino nuevo", se ha grabado en conmemoración del VIII Centenario de la Fundación de la Orden de Santa Clara y del Nuevo Monasterio de Vélez-Málaga.

Sor Clara ha vivido en Panamá, Marruecos, Francia y España; ha sido pastelera y maestra, pero se sintió llamada a la vida religiosa y tiene clara su vocación. No se siente cantante, sino religiosa, es más, descubrió este don en el convento, gracias a un sacerdote, que entonces era párroco de Santa María - Las Claras, la iglesia del monasterio. Empezó a cantar en la Eucaristía, un canto de Acción de Gracias, después de la comunión.

Sor Clara Mariela nació en Colón, Panamá, el 15 de enero de 1945, y recibió el bautismo el 23 de julio del mismo año. Con aproximadamente cuatro años llegó a Casablanca, Marruecos, a donde se trasladaron sus padres. Allí pasó su infancia y adolescencia. En 1965 se trasladó a Madrid con su madre (su padre murió en 1954). Trabajó como dependienta en una pastelería. Luego trabajó en un colegio privado (Cours La Fontaine) enseñando francés a niños de 4 a 6 años. Después de la muerte de su madre (1986), ingresó en la comunidad de Hermanas Clarisas del Real Monasterio de Nuestra Señora de Gracia, en Vélez-Málaga, el 31 de octubre de 1987.