"Viva esperanza" del Papa en los progresos del diálogo luterano-católico

Audiencia a una delegación de la Iglesia Evangélica Luterana en America

| 1728 hits



CIUDAD DEL VATICANO, miércoles 10 de febrero de 2010 (ZENIT.org).- Al recibir este miércoles por la mañana una delegación de la Iglesia Evangélica Luterana en América, Benedicto XVI expresó su satisfacción por los resultados alcanzados hasta ahora por el diálogo luterano-católico y ha augurado que puedan representar una sólida base sobre la que construir en el futuro.

“Desde el inicio de mi pontificado, me ha alentado que las relaciones entre católicos y luteranos hayan seguido creciendo, especialmente a nivel de colaboración práctica en el servicio del Evangelio”, confesó a sus huéspedes, a quienes encontró en la sala contigua al Aula Pablo VI.

“Espero profundamente que la continuación del diálogo luterano-católico, tanto en los Estados Unidos de América como en el plano internacional, ayudará a construir sobre los acuerdos alcanzados hasta ahora”, añadió.

Según el Pontífice, "una tarea importante que queda" es la de "raccogliere i risultati del dialogo luterano-cattolico, iniziato in modo tanto promettente dal Concilio Vaticano II".

"Para construir sobre lo logrado juntos desde entonces, el ecumenismo espiritual debe estar fundado en la oración ferviente y en la conversión a Cristo, fuente de gracia y de verdad”, constató.

“Que el Señor nos ayude a valorar lo que se ha logrado hasta ahora, para guardarlo con cuidado, y para fomentar su desarrollo”.

El Papa citó la Encíclica de Juan Pablo II Ut unum sint, en la que su predecesor definía la relación entre católicos y luteranos como una “fraternidad reencontrada”.

De la misma forma, recordó lo que Juan Pablo II dijo en el discurso a los obispos luteranos el 26 de septiembre de 1985: "Ustedes son bienvenidos aquí. Alegrémonos de que un encuentro como este puede tener lugar. Hagamos el propósito de estar abiertos al Señor para que pueda utilizar esta reunión para sus propósitos, para lograr la unidad que él desea. Gracias por los esfuerzos que estáis haciendo para la plena unidad en la fe y la caridad ".

La Iglesia Evangélica Luterana de América fue fundada en 1988. Tiene más de 4 millones de fieles y está presidida por el obispo Mark Hanson, presente hoy en la audiencia general con el Papa.