Vocaciones y formación, prioridades del arzobispado de Westminster

Respuesta del cardenal Cormac Murphy-O\'Connor a una consulta entre los fieles

| 1346 hits

LONDRES, jueves, 9 febrero 2006 (ZENIT.org).- El arzobispo de Westminster, la diócesis católica capitalina de Inglaterra, de ha anunciado cinco «prioridades pastorales» para su diócesis, encaminadas a reforzar la unidad eclesial en respuesta a los cambios sociales.



Un documento de seis páginas titulado «Comunión y misión: prioridades pastorales de la diócesis de Westminster» (http://www.rcdow.org.uk/whitepaper/), hace públicas las respuestas del cardenal Cormac Murphy-O\'Connor al resultado de una consulta de tres años realizada entre los fieles.

Los resultados de la consulta fueron recopilados y analizados en un «libro verde», publicado el pasado mayo. El «libro verde», pedía una mayor implicación de los laicos en la vida de las parroquias y un nuevo énfasis en la educación y formación de los adultos.

De su documento, el cardenal afirma: «No es un programa. Es realmente lo que dice: son las prioridades que considero importantes para la diócesis en los próximos años».

Las cinco prioridades son: 1.- llamamiento ala santidad, oración y eucaristía; 2.- formación de adultos y jóvenes; 3.- animación de las pequeñas comunidades; 4.- animación al sacerdocio y a las vocaciones; estructuras de participación, cambio y responsabilidad.

El cardenal afirma que es «triste» que «un gran número de laicos nunca estudiaron realmente su fe desde que dejaron la escuela. Me parece tremendamente importante que muchos, muchos educados en católico conozcan más y aprendan más sobre su fe».

La creación de pequeñas comunidades fue un logro del programa de renovación espiritual diocesano «En tu palabra, Señor». Durante dos años y medio, veinte mil católicos de todo Westminster se encontraron semanalmente en grupos para compartir la fe y siguen haciéndolo.

Era vital para los cristianos pertenecer a formas comunitarias diversas de sólo la parroquia, dijo el cardenal a los periodistas.

«Pienso que será muy difícil para cualquier cristiano ser un cristiano activo sin alguna forma de implicación con algún tipo de comunidad --dijo--. No sólo la comunidad eucarística del domingo, sino también alguna otra forma de comunidad. Por esto las pequeñas comunidades, pienso, son esenciales para la vida de la Iglesia».

El documento «Comunión y Misión» pide el nombramiento de coordinadores vocacionales en cada parroquia, y el establecimiento de consejos parroquiales o equipos en cada parroquia.

«La crisis hoy no es una crisis de número o, respecto al celibato, de gente --dijo el cardenal--. Es realmente una crisis de fe. Y por ello un sentido de vocación, de fe honda, es importante».

Unas 160.000 personas asisten a las misas semanales en las 216 parroquias de la diócesis en las que sirven 230 sacerdotes.

La proporción de sacerdotes con respecto a los fieles, en Wesminster, es mucho más baja que en los años setenta y ochenta, pero el número de practicantes está aumentando, debido a los inmigrantes.