Washington presenta la 'Lista negra' sobre la trata de personas

Chile sube al primer nivel, Colombia baja al segundo, Venezuela en la lista negra junto a Cuba

Roma, (Zenit.org) H. Sergio Mora | 947 hits

Estados Unidos presentó la “lista negra” de países que no cumplen con los estándares mínimos contra el tráfico de personas ni hacen esfuerzos para cumplirlos y es parte del informe anual del Departamento de Estado sobre tráfico de personas.

En total, indica el informe, hay 23 países que no cumplen los estándares, entre ellos Venezuela, Cuba, Rusia, Arabia Saudí, Tailandia y Malasia.

Junto a Tailandia, también Malasia bajaron un escalón respecto al 2013. China y Sudán en cambio fueron "promovidos" al nivel "intermedio (Tier 2), pero puestos en la "watch list".

De Latinoamérica, Colombia ha retrocedido a la segunda categoría tras muchos años de estar junto a las naciones que respetan plenamente la Ley de Protección a las Víctimas de Tráfico. Chile, en cambio subió al primer nivel.

A la presentación que se realizó el 20 de junio, en el Departamento de Estado participó su titular, John Kerry. Le acompañaron diez víctimas rescatadas del tráfico de personas, entre las cuales la peruana Jhinna Pinchi. Kerry afirmó que “según cálculos conservadores, más de 20 millones de personas son víctimas de la trata humana”.

De otra parte el presidente de México, Peña Nieto, ha presentado este miércoles 25 de junio, un plan contra la tortura y la trata de personas, llamado Programa Nacional de Derechos Humanos 2014-2018, que busca proteger las garantías fundamentales y seguir combatiendo prácticas “inaceptables” como la tortura, las desapariciones forzadas y la trata de personas. Un paso importante especialmente en un país que está registrando un fenomeno migratorio hacia EE.UU difícil de gestionar, y que incluye a muchos menores no acompañados.  

Los países incluidos en la “lista negra”, quedan sujetos a posibles sanciones, como la suspensión de la ayuda no humanitaria y no comercial o la negativa de Estados Unidos a que reciban préstamos de instituciones multilaterales.