Yugoslavia premia la obra de paz del representante papal en la guerra balcánica

Monseñor Santos Abril fue nuncio en Belgrado entre 1996 y 2000

| 886 hits

BELGRADO, 9 septiembre 2002 (ZENIT.org).- La labor de promoción de la paz de la Santa Sede durante el conflicto que ensangrentó los Balcanes en los años noventa ha sido reconocida por el actual gobierno de Yugoslavia, galardonando al entonces representante en el país de Juan Pablo II.



El actual nuncio apostólico en Argentina, y nuncio en Belgrado entre 1996 y 2000, el arzobispo Santos Abril Castelló, ha recibido con este motivo «la medalla de la estrella yugoslava en primer grado».

El galardón reconoce los servicios del prelado español en las relaciones entre Yugoslavia y la Santa Sede, gracias a su talante personal, pastoral y diplomático durante los difíciles años de las guerras civiles.

Monseñor Santos Abril, de 67 años de edad, fue uno de los profesores de español de Juan Pablo II, cuando fue elegido Papa en otoño de 1978. En esa época, el prelado trabajaba en la Secretaría de Estado del Vaticano.