Zeffirelli prepara un nueva película sobre Francisco de Asís

Sobre la segunda parte de su vida y su viaje a Oriente buscando la paz

| 2059 hits

VERONA, 20 junio 2002 (ZENIT.org-


HREF="http://www.avvenire.it/">Avvenire).- Mientras dirige la ópera Aida en la Arena de Verona, el director de cine Franco Zeffirelli (famoso por su «Jesús de Nazaret») sueña ya con rodar una nueva película sobre san Francisco de Asís, treinta años después de su primer filme «Hermano Sol, Hermana Luna».

--¿Otra película sobre san Francisco?

--Son dos cosas completamente distintas. La primera, que dirigí hace treinta años, es una fábula. Ésta en cambio cubrirá la segunda parte de su vida, cuando, en 1219, Francisco viajó a Oriente para tratar de evitar la Quinta Cruzada proclamada por el Papa Gregorio IX, y fue acogido como mensajero de paz para la liberación del Santo Sepulcro por el propio sultán de Egipto, Malik-al-Kamil.

El guión se inicia con el episodio del lobo de Gubbio: Francisco comprende que la fiera ataca porque tiene miedo y que, por lo tanto, hay que tratarle como a un amigo. El fraile aplica la misma postura de acogida, de diálogo, a los sarracenos. La historia tiene un componente místico fortísimo. De hecho la he titulado «Los tres anillos».

--¿Tres, como las religiones monoteístas?

--Exactamente. Narra una leyenda que un rey musulmán, amando por igual a sus tres hijos, no quería aplicar la ley coránica que impone transmitir el poder a un solo heredero. Para resolver la cuestión hizo fundir tres ejemplares del anillo de mando y los entregó a los hijos exhortándolos a gobernar juntos en paz. El sultán ofrece a Francisco uno de los anillos, pero el santo, temiendo una tentación del Maligno, sugiere reunirlos en uno solo.

--Un mensaje claro y actualísimo.

--Las tres religiones no deben ser motivo de discriminación.

--¿Ha pensado ya en los actores?

--Para Francisco hace falta un actor entre 35 y 40 años. Tiene una gran importancia también el sultán de Egipto, así como su más estrecho consejero, que era judío.